Para los compromisos posteriores al 2020, la tendencia en los anillos de diamante es hacia un estilo “clásico, minimalista con un pequeño toque personal”. Los solitarios en oro blanco o platino, con un diamante de buen color, peso y bien tallado se convierten en una joya que soportará el paso del tiempo y que conservará su valor, simbolismo y belleza a través de los años.

Hay que recalcar que esta moda minimalista es realmente muy nueva. La personalización de los anillos es otra tendencia y es una forma de reafirmar la personalidad, el estilo de la novia o las historias únicas compartidas por cada pareja.

Si bien la generación de los “baby boomers” apostaron por las argollas gruesas y pesadas, los millenials tienden a querer argollas mucho más delgadas. El oro amarillo sigue siendo el preferido para las argollas de los hombres, aunque algunos mas abiertos a las nuevas tendencias han apostado por argollas en oro blanco que en realidad son las preferidas por novias que las usan como complemento perfecto a su anillo de compromiso. Algunas novias con tendencias mas románticas prefieren anillos con diamantes rodeados por otros pequeños diamantes en forma de halo o argollas de matrimonio argollas en oro blanco y con varios diamantes engastados.

Sin embargo para comprar un anillo de compromiso o argolla de matrimonio lo ideal es asesorarse de un experto y mandarlo hacer personalmente, para plasmar en esta joya la personalidad de cada novia y la historia de amor única y diferentes de cada pareja

Conoce  nuestros anillos de compromiso;